(Augusto Crespín)
San Salvador, 1956

Dibujante, pintor, grabador e ilustrador que interpreta el entorno rural, urbano y las emociones humanas. Disfruta el buen café de Juayúa y Sumatra, la literatura profunda, el cine oriental y el tiempo necesario para poetizar pictóricamente el drama y la felicidad de cada sociedad donde él decide vivir. Salvadoreño por nacimiento, latinoamericano por sentimiento y ciudadano del mundo por convicción. Ha participado en más de un centenar de exposiciones colectivas y realizado cuarenta y cinco individuales en varios continentes. Entre algunas de sus series más representativas figuran: Escenas del subterráneo, 1976, El Salvador. Estética y Violencia, 1980, Costa Rica. Miradas para el Analisis, 1982, Panamá. Tránsito por la historia, 1989, Dinamarca. A través del viento, 1992, Alemania. Del jardín de mi mente, 1993, Canadá. Rostros y transeúntes, 2016, 17, 18, El Salvador. Actualmente trabaja pausadamente una serie de trípticos titulada “Personajes intemporales”. Augusto ve al hombre y su entorno cotidiano como una llovizna constante de conceptos y de ahí que sus pinceladas no concluyen, porque cada día recomienzan en un nuevo trazo. Las expresiones en sus dibujos y pinturas proponen diariamente reflexiones de coexistencia, igual que millones de habitantes en Berlín, Amsterdam, Toronto, Londres, Nueva York, Ciudad de México, Bogotá, Pekín y San Salvador, él es parte de ese estado anímico cambiante en invierno, primavera, verano y otoño, o período seco y lluvioso en el trópico. El arte de Crespín no necesita comprenderse en su totalidad, basta con advertir su intención para ser parte de su idea universal, estética, espacio, comunicación y convivencia. Vivió en muchos países de varios continentes, también un largo período en Peterborough, ciudad de descendencia escocesa de ríos, arroyos y lagos, cerca de Ottawa y Toronto, Ontario, Canadá. Actualmente es el Director de la Sala de Exposiciones San Jacinto, Antigua Casa Presidencial, Ministerio de Cultura.
Contacto: [email protected]